Emprender dentro de las organizaciones ¿Cuáles son los factores clave?

25 junio , 2013 |  por  |  Emprendizaje  | 
Google+LinkedInCompartir

Emprender dentro de las empresas existentes (intraemprender) es cada día más necesario. Hemos escrito sobre ello y organizado eventos diversos. En esta ocasión os propongo una mirada al intraemprendimiento desde un enfoque “cognitivo”. Se trata así de afrontar el dilema de la confrontación entre las estructuras formales de las organizaciones con la informalidad e intuición que requiere la actividad intraemprendedora. Es necesario estudiar cómo el individuo da sentido a su actividad intraemprendedora, y cómo los procesos de decisión colectivos y sus relaciones, configuran un contexto organizacional que interactúa con los individuos. Se trata de comprender los mecanismos cognitivos que hacen a unas organizaciones más emprendedoras que otras.

Rasgos de comportamiento de organizaciones emprendedoras

Se dan tres paradojas aparentemente irresolubles. En primer lugar, la teoría tradicional de la organización está orientada a crear entornos estables, predecibles en su rendimiento, que eliminen comportamientos no autorizados, fuera de la norma. Por el contrario, el intraemprendedor está sometido a la ambigüedad como fuente de oportunidad y a menudo crea una complejidad impredecible para aprovechar oportunidades de cambio que la organización tradicional trata de eludir.

En segundo lugar, la organización empresarial busca optimizar procesos “ignorando” toda distracción de las tareas principales asignadas a las personas. Éstas están llamadas a evitar, por irrelevante a su función, toda interpretación anómala de acontecimientos dentro o fuera de la empresa. Por el contrario, el emprendimiento comienza por la “distracción” de una información que permite interpretar una oportunidad a partir de una “anomalía”.

Finalmente, se da la paradoja de que las organizaciones más emprendedoras mantienen aparentemente, ante el escrutinio de la administración de empresas, los mismos patrones organizativos que las que lo son menos. No muestran diferentes jerarquías, procedimientos o mecanismos de toma de decisiones. Es como si fuera necesaria una nueva forma de estudio de su forma de ser intraemprendedoras. Las organizaciones emprendedoras, según Litterer & Jelinek, muestran al menos tres características centrales interconectadas:

  1. Gestión compartida,
  2. Alerta consciente de anomalías, y
  3. Capacidad superior de absorción de la ambigüedad

Dichas propiedades resultan de un uso diferente de la estrategia, los sistemas de gestión y la cultura organizacional (ver Figura). Me parecen tres rasgos tan importantes, que dedicaré otras entradas a explorarlos con más detalle.

¿A ti que te parecen dichos rasgos?

¿Qué entiendes por gestión compartida? ¿Qué significa alerta consciente de anomalías?

¿Por qué es importante la absorción de la ambigüedad y qué significa?

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Entradas relacionadas

No related posts.

Javier Ruiz

Vivo en Getxo y trabajo en Tecnalia. Me gusta leer, nadar y pasear por la naturaleza. Me interesa investigar y explorar nuevos caminos para desarrollar nuestra capacidad de liderar la innovación de forma individual y colectiva. Para mí ser líder empieza por escucharte a ti mismo y a los demás. Doctor en Ciencias Químicas, en mis veinticinco años de actividad profesional he trabajado en la universidad, la industria y en los centros tecnológicos, donde he dirigido grupos de I+D+i sobre organización industrial, gestión y sistemas de innovación. Formado como coach por Team Academy Finlandia.

 

No related posts.



Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de volver a presentar cualquier comentario publicado.